Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
  • Peratallada - Hostal Blau
  • Peratallada - Hostal Blau
  • Peratallada - Hostal Blau
  • Peratallada - Hostal Blau
  • Peratallada - Hostal Blau
  • Peratallada - Hostal Blau
  • Peratallada - Hostal Blau
 

Peratallada

La villa de Peratallada, que está declarada conjunto histórico-artístico, es un de los núcleos más importantes de Cataluña en lo que respecta a la arquitectura medieval. Tiene un extraordinario atractivo y belleza, ya que conserva su antiguo aspecto feudal, con calles estrechas y tortuosas y numerosos entrantes y salientes, dónde destaca el castillo fortificado con su torre de el Homenaje y el palacio del S. XI-XIV, las murallas (s.XII-XIII) y la iglesia de San Esteban (romànica de principios del S. XIII). Destaca también el gran foso que rodea la población, excavado en roca viva. Toda la población está assentada sobre roca de arenisca. Peratallada ha sabido conservar su caracter rural, manteniendo con fidelidad sus orígenes arquitectónicos y urbanos. Se puede decir que casi no se ha expandido más allá del perímetro de las murallas. Desde la Plaza Mayor, con sus singulares porches, hasta la trama de callejones estrechos se puede descubrir un interesante conjunto de arquitectura popular. Sobre los muros más antiguos se mantienen todavía viviendas características del siglo XVI. A parte de sus atractivos arquitectónicos, la villa es conocida por su importante oferta artesanal y sobre todo gastronómica, que ofrece el complemento idóneo a una visita al pueblo.

 
Volver